miércoles, 29 de septiembre de 2010

Una Isla, Un Fusil, Una Historia

¿Sabes viejo amigo?, tengo un corazoncito que ha vivido muchas cosas entre ellas el haber servido a mi país por dos años en la Marina de Guerra, mi especialidad fue Policía Naval, aún recuerdo el entrenamiento exhaustivo al que fuimos sometidos durante tres meses, en esa isla que recordaré por siempre, mi querida Isla San Lorenzo, aunque en ese momento como todos los que estábamos ahí, la odiábamos y anhelábamos con todo el corazón poder escapar, nuestro contingente fue el penúltimo grupo en entrenar en esa Isla, los momentos vividos ahí me han acompañado y me acompañarán por siempre, porque tuve compañeros con los cuales vivimos las mismas experiencias, y compartimos noches de llanto por recordar a nuestros familiares y personas amadas, no es la carcel, pero ser recluta se le parece, aun recuerdo las interminables noches en que no nos dejaban dormir para prepararnos para un posible enfrentamiento, aun recuerdo como tuvimos que acostumbrarnos a soportar el frío viento que cruzaba la isla por las noches, el calor insoportable de los días y como el sol quemaba nuestras cabezas totalmente peladas o el correr por el Monte Calvario y el Doble Impacto, y las veces que tuvimos que mojarnos de noche en el mar, el entrenamiento fue duro, pero valió la pena. La única visita a nuestros familiares en esos tres meses, en el Club de Cabos.

Una vez recibido el uniforme, muchos de nosotros simplemente no podíamos contener la emoción, fue un momento que mezclaba muchas cosas, algunos no podíamos creer, que hace unas horas había acabado la semana mas terrible de nuestras vidas, algunos aún planeaban escapar, apenas llegaran a la base, cosa imposible - debo comentar que fuimos el penúltimo contingente que había entrado al servicio militar obligatorio, los demás ya fue el servicio militar voluntario - de ahí en adelante lo vivido en las bases y lugares a donde nos enviaron fue mas llevadero, pero siempre con ese sentimiento de que vivíamos para algo mas grande, mas honorable, aunque muchas veces dudábamos de porque estábamos en ese lugar.

Me olvidaba, una de las cosas que creo que ninguno jamás olvidará fue cuando por primera vez tomamos nuestro fusil FAL en nuestras manos, sentir todo ese poder y al mismo tiempo toda esa responsabilidad, fue indescriptible, una combinación de miedo, temor, respeto, éxtasis, adrenalina, tomó mi cuerpo, tiene razón una película que vi cuando dice, "un hombre con sus brazos, abraza a una mujer, carga su hijo, trabaja con ellos, pero nunca olvidará que tuvo entre sus manos un fusil". Y no es tanto el fusil, sino lo que significa, significa que perteneces a algo y que estas dispuesto a morir por ello, que no vas a morir en vano si te toca, y que lucharás por la libertad de tu país y de los tuyos.

Por eso cuando veo películas de guerra como Jarhead (Soldado anónimo), La Caída del Halcón Negro, Full Metal Jacket (Nacido Para matar), o series como Band of Brothers, a pesar de que son películas americas, tienen principios, valores y experiencias, que todo militar comparte alrededor del mundo, muestra las emociones que todos ellos han vivido, cada uno de nosotros, sea en nuestro bando o en el bando contrario (ojo no hablo de terroristas), solo de hombres y mujeres que luchan por su país, al punto de dar la vida por ello, en este caso no importa quien es el bueno o quien es el malo, solo luchas por sobrevivir, y por que los demás sobrevivan, no quieres que alguien haga daño a tu familia y amigos y por ellos luchas, y por algo mas grande.

Si, tal vez mi viejo amigo el que lea esto, el que no ha estado en una fuerza armada no pueda entender lo que te digo, no pueda entender esa sensación que aún queda después de tantos años, solo fueron dos años de mi vida, pero cambiaron para siempre mi existir, aún en las noches sueño con mis compañeros de armas, con los que compartimos la gloria de ser marinos, y aún se que muchos de ellos recuerdan con amor esos días, y si tuviéramos que volver para dar nuestras vidas, muchos de nosotros no titubearíamos para volver a vestir nuestro uniforme y volver a rugir con el arma en mano.

No importa lo que son ahora, lo que hayan sido antes, importa lo que fuimos en ese instante, fuimos guerreros, no importa si ahora el resto del país no sabe nada, no importa si no saben que muchos de nuestros amigos dieron sus vidas, y nadie en este país o el resto del mundo lo supo, para nosotros seguirán siendo nuestros compañeros, y una parte de nosotros se fue con ellos, tomo una escena de la Caída del Halcón Negro: "ellos no entenderían que la camaradería lo es todo", como dije, amigo, solo los que hemos pasado por una Fuerza Armada entendemos ese sentimiento.

"Nunca olvidarás que alguna vez tuviste un fusil en tus manos."

"Una vez guerrero, para siempre guerrero."

"Para que el mal avance, los buenos no deben hacer nada."

"Señor, concédenos la victoria y el retorno, pero si ha de ser una de ellas solamente... QUE SEA LA VICTORIA SOLAMENTE"

"LEALTAD y DISCIPLINA"

"Cuando vuelva otra vez el verano, recluta yo ya no seré
Pasaré a otra estación con el deber en la mano, y volveré;
El día que llegué a la isla, mi viejita solo quedó
Pasaré a otra estación con el deber en la mano, y volveré"

¡UNA VEZ MARINO SIEMPRE MARINO!
¡¡¡AAAAAAAHHHHHHHHH!!!

martes, 28 de septiembre de 2010

Mi Celular perdido

No se como fue pero pasó, yo me dirigía al trabajo totalmente confiado como siempre, pero tome un bus de la linea "C" de la Orión, el cual como sucede todas las mañanas estaba repleto a reventar, para eso salí muy apurado de mi casa, usualmente pongo mi celular en el bolsillo interno de mi casaca, pero este día en particular no recuerdo bien si lo puse en el bolsillo delantero de mi mochila o si lo puse en el bolsillo exterior de mi casa.

Como dije salí apurado, usualmente tomo los colectivos que me llevan hasta el aeropuerto, a S/.2.50 nomas amigo, dice el conductor, pero esta vez por estar corto de dinero tome la linea "C" de la Orión, "¡A sol veinte, a sol veinte Faucett!" dijo el que cobraba, subí al bus por la puerta trasera, no se, pero ese día sospechaba que algo iba a perder, todo transcurría normal, como sucede en eso minbuses, o como les llamamos aquí, Couster, que son solo como las hermanas mayores de las combis, la cobradora cobró como de costumbre, subieron varios pasajeros aumentando mas la desesperación de todos, porque como siempre todos quieren llegar rápido, no se porqué, porque de todos modos no se puede retrasar o adelantar al tiempo, en uno de los paraderos subió una chica que al intentar acomodarse, enganchó el cierre con mi casaca con la manga de la mía, moví mi mochila de abajo hacia arriba al alcance de todos, mi casaca, estaba abierta así que los bolsillos estuvieron vulnerables, no recuerdo donde puse mi celular, después del incidente la chica baja del bus, sigo mi camino, llego a mi trabajo apurado, porque me hice tarde, y me percato, mi celular no estaba.

Sospecho de la chica, pero no me da cólera el robo en sí, si no lo que ese celular significa, fue mi esfuerzo, el poder comprármelo, ni siquiera era de las alta tecnología pero era muy bonito, a parte tenía muchas fotos y recuerdos en ella, no es justo que alguien arranche cosas así, no es justo, pero es mas injusto que te quiten tus recuerdos de ese modo, sobre todo a personas que como yo, casi siempre olvido cosas y mis archivos y fotos y escritos me hacen recordar lo que con el tiempo olvido.

Ahora bien llorar en leche derramada es en vano, compraré otro, solo espero que la persona que ahora tenga mi cel lo cuide, porque aunque lo bloquees y todo la gente sabe como reactivarlos.

Ahora amigo a esperar el fin de mes, espero comprar un nuevo celular...

Así era mi antiguo cel

lunes, 27 de septiembre de 2010

Continua mi panza creciente

Hace un año atrás recuerdo haber escrito de que mis abdominales surgió una enorme bola de grasa que me preocupa, ahora la cosa no ha cambiado, muy por el contrario sigue creciendo, tampoco a ritmo acelerado, pero me parece que ha crecido unos centímetros demás, ojo estoy un tanto ofuscado, por lo que he decidido rotundamente bajar de peso, por eso ya empecé a caminar de nuevo las distancias que solía caminar, y dejarme de tanto dulce y harina diaria, ayer me di cuenta que he perdido unos dos centímetros, pero aún debo continuar, tampoco seré un Adonis, pero al menos seré mas ligero que ahora.

Otra cosa, los abdominales no van conmigo, pero bueno es una buena forma de bajar esos kilitos de mas, y mi madre sigue preocupada y diciendo: "no pensé ver el día en que estuvieras tan gordito".

Pero ya empecé, así que a continuar...

domingo, 26 de septiembre de 2010

Aventura de 3

¡Ah mi familia! ¡ah mi familia, viejo amigo!, como es de tu conocimiento viejo amigo, vivo con mi madre y mi hermano, a pesar de mi edad aún no me he casado, pero sabes que con ellos soy muy feliz. Aunque casi toda la semana veo a mi hermano, ya que ambos trabajamos juntos, y a mi querida madre solo los fines de semana, pero ambos son muy peculiares, me encanta escucharlos conversar, siempre bromeando; mi hermano siempre molestando a mi madre, cualquiera que no lo conozca lo tildaría de malcriado, pero en realidad es como un trato que ambos tienen, y suelen reírse mucho.

Mamá ya es una mujer de 52 años, este año ya cumple 53 y se mantiene mejor que una chica 30, tiene un ánimo y espíritu muy genial, se ha convertido en nuestra mejor amiga y gran consejera, como toda madre es muy preocupada, se preocupa por todo, pero no es obsesiva a sabido entender el hecho, que ya tenemos la edad que tenemos, y además siempre nos encomienda a Dios. Es una mujer forjada en acero, y con una sonrisa que hace que todo sea mejor, tiene un carácter muy bien formado, pero a veces suele renegar mucho, ¿qué madre no reniega verdad?. Aún atrae la mirada de los hombres, aún de los jóvenes, aunque no es exagerada al vestirse, le gusta verse bien, pero no exagera, siempre consulta con nosotros si la combinación que esta usando esta bien, aunque al final, siempre suele llevar una casaca que no combina con nada, pero así es ella. A trabajado casi toda su vida, y aun así no descansa los días que le toca si no la obligamos a descansar. Siempre la recuerdo cantando. Ella dice que eso lo heredó de su mamá, ella también recuerda a su mamá cantando.

Mi hermano es mi opuesto en cuanto a actitudes se refiere, es mas callado, casi metódico, pero sin caer en el aburrimiento, es muy divertido aunque la mayoría de sus bromas suelen ser un tanto crueles si los analizas bien, no habla así nomas con nadie, para abrirse con alguien tiene que ganarse su confianza, pero es el mejor amigo que pueda conocer, sabe mantenerse muy al margen de todo, pero si se refiere a mi madre y a mi, no duda en defendernos, es muy amoroso, aunque muchos no conocen esa parte de él, es responsable, se da por sus amigos, y le encanta la música al igual que yo toca la guitarra.

Mi madre siempre me increpa lo desordenado que soy, mi hermano lo distraído, ambos me cuidan demasiado, y yo los cuido también, yo le increpo a mi madre que no quiere descansar, y a mi hermano, lo crueles que ha veces son sus chistes, me hacen reír mucho, igual yo, mi hermano se burla de mi peso actual, mi mamá se preocupa, quiere que baje de peso, yo les digo ya voy a bajar, he dejado los dulces de lado.

Mi hermano abraza a mi madre, y la apapacha, mi madre le devuelve el abrazo y lo besa en la mejilla y le dice que es su bebé, es el menor por cierto. Mi hermano, si tiene el deseo me da un abrazo suave, pero tierno, yo lo abrazo duro y fuerte y el me dice en tono amable suelta, ambos escuchamos la música que nos gusta, y le decimos a mi mamá que aprenda nuestros gustos, mamá quiere ver sus videos coreanos, mi hermano quiere ver sus películas, yo tomo el control, y veo lo que quiero, mamá quiere comer en la calle, todos de acuerdo, a nadie le gusta cocinar en domingo. Los hijos salimos, dejamos a mi mami viendo un video, regresamos a casa, mamá no esta a ido a visitar a su sobrina que vive a una cuadra de nuestra casa, ambas saben tejer con palitos.

Mi hermano sale con los chicos de la iglesia, yo regreso a casa, muy tarde mi hermano no regresa, mamá y yo preocupados lo llamamos, el nos dice que esta bien que ya va a la casa, en donde vivimos casi todo queda a 5 minutos en carro, el llega, cansado y con la guitarra al hombro, saluda efusivamente a mamá, y con su sonrisa de oreja a oreja, siempre viene feliz de la iglesia.

Mamá quiere tomar un café, ambos lo preparamos, yo pongo el agua en la tetera, ella espera mi hermano leva las tazas al cuarto, casi nunca usamos la mesa, siempre estamos en el cuarto de todos, la casa no es grande todos dormimos en el mismo cuarto, camas separadas, la tele está ahí, me concentro en la tele, mamá me cuenta sus aventuras en sus trabajo, yo la escucho, mi hermano ya ha cerrado los ojos, yo estoy por cerrarlos, digo buenas noches, mamá responde, volteo a la pared, mamá apaga la luz del cuarto desde su cama, siempre es la última en dormir,
día siguiente lunes mamá se levanta temprano a ir a trabajar, yo le sigo, mi hermano trabaja mas tarde, y comienza una nueva semana, a esperar el sábado y el domingo y la aventura de tres comienza de nuevo.

viernes, 24 de septiembre de 2010

Tocando un poco más

Si hay algo que me gusta hacer es tocar la guitarra, el sonido de las cuerdas saliendo por el hoyo del cajón, produciendo melodías, me fascina, aprendí tarde a los 22 años aproximadamente, y la verdad que no puedo hacer solos que deslumbren a todos, pero trato de hacerlo bien.

Como sabes mi querido amigo, soy cristiano y muchas veces la música ha servido para acercarme a los demás, sobre todo cuando trabajas con adolescentes, o con personas mayores, como dije no soy un prodigio, ah me olvidaba también hago el intento de cantar, no lo hago bien, pero, ¿sabes que es lo bonito de esto?, que cuando nos juntamos mis herman@s en la fe y yo, y cantamos con el corazón henchido de agradecimiento por lo que Dios ha hecho en nuestras vidas, todo suena mejor, no hay mejor sensación que esa, sean dos personas juntas o sean miles de ellas, (aunque el máximo de gente con los que he cantado no han pasado los 50), cantando al unísono, creo que ningún cantante famoso puede sentir esa sensación, el de agradecer a Dios y que otros lo hagan contigo. No importando si todo esta bien en tu vida, o si todo esta patas arriba, solo eso agradecimiento puro, porque mientras vivas aún tienes oportunidad de vivir, lo bueno como lo malo, aún vives.

En este instante no importa mucho si los que lean esto comparten mis ideas cristianas o no, si creen en un Dios o no, solo se que al coger una guitarra, entonar un canto, elevar tus plegarias y agradecimientos por medio de ellos, junto a otras personas, que te conocen o no, pero tienen un mismo pensamiento, y no vienen a escucharte a ti, si no el mensaje que se da a través de las canciones, es la mejor experiencia que Dios me ha permitido tener.

"Una guitarra, una voz y la guía de Dios pueden lograr lo que no logran miles de instrumentos juntos."

Tocando después de haberme recuperado
de mi enfermedad hace ya 3 años

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Lloramos

En muchas ocasiones he visto como las mujeres pueden con sus lágrimas cautivar a mucha gente y las vemos siempre indefensas y con la necesidad de un brazo amigo, o de simplemente querer consolarlas, casi todo el tiempo son ellas las que se llevan de ganar en cualquier juicio o tenencias en divorcios, en el 90% de las ocasiones las mujeres son las víctimas de hombre que las maltrataban y que los querían o maltrataban, y eso es algo justo, el que al fin puedan ser libres de esos tormentos es bueno. Pero nos olvidamos de ese 10% de hombres que son engañados, forzados y definitivamente votados de sus hogares con pretextos tan simples como incompatibilidad de caracteres hombres en realidad que se han fajado y que la vida tal vez no les dio la oportunidad de desarrollarse tal como lo hubieran querido, de esos hay pocos dice el dicho pero los hay.

Conozco a un argentino que siempre viene a llamar del locutorio donde trabajo, lo conozco poco, pero por lo que lo conozco y con las conversaciones que mantiene con su familia allá en Argentina, ya que tiene una voz potente, se ve que es un hombre de carácter fuerte y de ánimos caldeados, pero forjado con acero, es muy trabajador y cumple sus funciones como debe, pues siempre llama informando que realizó los giros necesarios, hasta hace poco sabía que estaba casado, discutía muy a menudo por un asunto de construcción, me supongo que como muchos de nosotros es perfeccionista y que si no puede resolver algo los ánimos se le caldean, sabe resolver sus asuntos, y siempre confronta si ve que hay algo que esta andando chueco, en una ocasión les puso el alto a unos funcionarios de una entidad bancaria que al parecer no le estaba jugando limpio con los pagos de su tarjeta de crédito.

Pero dentro de todo, había algo de lo cual no me había percatado, al parecer ha tenido problemas familiares fuertes, no puedo especular si es con su esposa o con alguna otra persona. Hoy vino después de tiempo, entró como de costumbre a una de las cabinas y comenzó a realizar sus llamadas, habló con varias personas incluyendo su madre, y al final con su esposa, de pronto oí, que ellos se habían separado, y habló de su hijo, y de pronto dijo algo que me rompió el corazón, "maldigo el día en que contesté el teléfono para acceder venir", y después de eso comenzó a romper en llanto, no lloraba a mares, pero sus ojos se enrojecieron y de los lados de sus ojos rodaron grandes gotas de agua, nunca lo había visto así, no quise escuchar más.

Salió del local con los ojos rojos, e hinchados, por tratar de ocultar sus lagrimas. Y si me dio pena, es un hombre que trabaja duro, que cumple con su familia, a venido a un país extraño para sacar a su familia adelante, y se que tiene un carácter duro, y un temperamento muy colérico, pero bueno, muchas veces todo lo demás no es suficiente, y lo vi llorar, como solo los hombres lloran, como todos los hombres que ponemos todo nuestro esfuerzo en lo que hacemos ponemos, y aun así no es suficiente, como solo nosotros que sabemos que así lloramos.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Mamá de viaje, mamá retorna... y yo con tos.

Hola mi querido amigo, te cuento que hace un par de semanas mi querida mamá se fue de viaje, de visita a la tierra que la vio nacer, el hermoso departamento de San Martín, para mi hermano y para mí fueron los quince días mas cortos que haya podido vivir, prácticamente la ausencia de mi querida mamá no se notó. Se sintió como si hubiera ido a trabajar.

EL día que a mi mamá le toco viajar, yo me encontraba en el trabajo, me di una escapada, llegué a las 6:30 al Aeropuerto Internacional Jorge Chavez, mi mami y Julio ya se encontraban ahí, fue una cosa de ir a pasear por el aeropuerto para ver que había.

Queríamos ver el lugar donde todos lloran, la salida de internacionales, no lo encontramos, solo vimos gente de llegada, todos felices abrazos y apapachos por todos lados, eso es bueno. Quisimos comprar una botella de agua, costaba cinco soles, fue afuera a comprar. Esperamos el vuelo mientras paseábamos, mamá entro a la zona de embarque a las 7:30 p.m. nos despedimos una foto con ella, pedimos que llamara apenas llegara. Yo regrese al trabajo, por cierto trabajo cerca al Aeropuerto, en Minka, si esa la primera ciudad comercial de país. Julio a la casa.

Mamá llegó, ella feliz, no llamó rapido, Julio la llama y despues me llama para decirme que esta bien, mamá se olvidó de llamar, ya saben reencuentro muy feliz, se divirtió aunque no pudo descansar por el ya famoso calor de la selva, hizo un poco de turismo, estuvo en el partido de voley de las selecciones de Brasil contra Argentina si no me equivoco, se paseo por el Pongo y cosas más, anécdota, casi va a Yurimaguas a buscar a mi papá, no lo hizo no alcanzó el tiempo.

Aquí en Lima, la empresa no nos pagó a tiempo, y la casa estuvo un tanto desordenada, pero la arreglamos a tiempo, tuvimos nuestra vida rutinaria, salvo por un pequeño incidente, yo me empecé a poner mal justo el día en que mi madre regresaba de la selva, su vuelo estaba previsto que arribara a las 11:40 p.m, pero llego a las 11:55 de la noche, bueno los vuelos nunca son puntuales, para terminar el salir de la sala de desembarque para recoger las maletas duró mas, así que terminamos saliendo más de las 12:20 de la noche, con frío y eso fue lo que me chocó. Salimos de aeropuerto, subimos a un taxi, nos cobro 15 soles a Ventanilla.

Bueno yo feliz por el retorno de mi mami, pero ahora estoy lidiando con una tos que me mata... espero mejorar...


video
Mama antes de viajar

video
Mamá de regreso